Imprescindibles del cabello rizado

HERRAMIENTAS

•Tus manos
• Un peine de cola para separar las secciones y definir los rizos o un palillo de plástico
• Un peine de dientes anchos para desenredar
• Una toalla de microfibra o estilo jersey: reduce la fricción y absorbe suavemente el exceso de humedad
• Pinzas pequeñas y grandes para dividir las distintas secciones
• Un difusor: hace que circule el aire del secador por el cabello

PREPARACIÓN

Antes de lavar el cabello con el shampoo, revisa si está enredado en alguna parte. Presta especial atención en la zona de la nuca, donde el cabello es más fino y se forman nudos y enredos con facilidad. Desenreda con los dedos o un peine de dientes anchos.

SHAMPOO

El cabello rizado y ondulado es, por naturaleza, más reseco que el lacio. Las curvas de los rizos dificultan la cobertura e hidratación de cada mecha con los aceites naturales, y esto deja el cabello reseco y deshidratado. La resequedad también puede hacer que el cabello sea más susceptible a sufrir daños, ya que reduce la flexibilidad de las mechas. Cuanto más rizado es el cabello, más reseco y frágil se vuelve. 
Empapa completamente el cabello con agua
Frota el shampoo en las manos y aplica en los largos sobre el cabello húmedo y sube hasta el cuero cabelludo
Masajea suavemente hasta hacer espuma (aplica una pequeña cantidad de agua si es necesario para hacer más espuma), deja actuar de 1 a 3 minutos y aclara
Deja actuar durante un período más breve para lograr una sensación más ligera
Deja actuar durante más tiempo para lograr un mejor control del frizz y más brillo
Para tratar la zona del cuero cabelludo, utiliza la yema de los dedos para ejercer un poco de presión
Evita los movimientos circulares y vigorosos ya que podrían enredar el cabello. Trabaja de forma lenta y metódica por toda la cabeza así ayudarás a aumentar la circulación sanguínea y a calmar la tensión.

¿CON QUÉ FRECUENCIA?

El acondicionamiento es una necesidad para el cabello rizado
El acondicionamiento profundo es fundamental, sobre todo para rizos más ásperos y gruesos
El estado físico del cabello aumentará la cantidad necesaria de acondicionamiento profundo
El lugar y la forma de aplicar el acondicionador marcan la diferencia
Para cabellos con más rizos ásperos y gruesos, aplica acondicionador con frecuencia por todo el cabello. Este tipo de cabello necesita un acondicionamiento profundo regular o el uso de un acondicionador sin enjuague antes del peinado.
Para cabellos con ondas más finas y dispersas, evita aplicar el acondicionador en la zona del cuero cabelludo. Este tipo de cabello necesita un acondicionamiento regular con enjuague y uno más profundo de manera ocasional.

PEINADO

¡Con Curvaceous elige tu peinado en función del tipo de rizos que tengas! Ondas, rizos o espirales
Comienza con una cantidad pequeña de producto y aplica capa por capa hasta conseguir que el rizo tenga la definición, la forma y la estructura que deseas
Cuanto más rizado y grueso sea el cabello, más humectación necesitará y más cantidad de producto absorberá
Para cabellos secos, aplica un acondicionador sin enjuague y luego aplica por capas Curvaceous Wind Up, Full Swirl, Ringlet o Spiral Lock.
Algunos tipos de cabello ondulado necesitan estimulación al secarlos. Ciertas técnicas como apretar o enrollar secciones ayudarán a definir los rizos.
Adopta el enfoque “menos es más”. Modela tus rizos en la forma deseada y luego seca al natural.
Enrollar el cabello formando moños pequeños sin apretar por la noche puede ayudar a que por la mañana el cabello esté más manejable. Termina con el spray Curvaceous Wind Up para refrescar y calmar el frizz.
Para formar rizos más apretados, enrolla el cabello en un peine de cola, en palillos o palitos de plástico y deja secar al natural o usa un difusor
Para los días con mucha humedad o muy calurosos, sujeta el cabello con pasadores tipo horquillas sin apretar demasiado, enrollando la zona del flequillo hacia los lados. Sujeta con horquillas.