Cómo comercializar

Cómo comercializar

COMERCIALIZACIÓN EN EL SALÓN


Consejos de Peter Millard sobre la comercialización de servicios y la venta minorista.

Los clientes vienen al salón para sentirse bellos y seguros de sí mismos y para reinventar sus looks. Recíbelos con una grata y animada bienvenida, en un entorno limpio y ordenado y destaca el talento de tu estilista.

LO QUE VEN LOS CLIENTES


Entiende la forma en que tu cliente ve el salón para presentar tus servicios y productos de venta minorista de manera estratégica y llamativa para atraer y mantener a los clientes y obtener ganancias.

ZONAS CLAVE PARA LA COMERCIALIZACIÓN

Escaparate

Causa una buena impresión en el mundo exterior y atrae nuevos clientes.

Observa objetivamente tu salón y pregúntate:
¿Qué ves desde el exterior?
¿Hay alguna señal que aliente a los consumidores a hacer preguntas, concertar una cita o comprar productos?
¿Saben los consumidores cuáles son las promociones actuales?
El escaparate demuestra que incorporar productos, carteles y calcomanías es una gran forma de crear promociones dentro del salón.

En la silla

Los puestos de trabajo son un paraíso para exhibir la venta minorista, ya que tienes la atención del cliente durante 45 minutos. Mantén tu puesto de trabajo ordenado y utiliza esta zona para iniciar una conversación.

Consejos:
Coloca expositores para mostrar los productos nuevos o los que hayas utilizado con tu cliente.
Exhibe los productos imprescindibles para mantener el look o repetirlo en casa.
Añade calcomanías en los espejos con información específica que llame la atención.
Potencia las promociones actuales del salón para transmitir un mensaje claro y consistente.

Zona de venta minorista

A menudo se subestima uno de los espacios más lucrativos del salón para la comercialización de productos. Con solo crear un cartel simple para los expositores, puedes atraer la atención de los clientes e incitarlos a comprar.

Consejos:
Destaca los productos nuevos, los que están en promoción, los de temporada o de última moda con carteles promocionales.
Identifica las descripciones de los productos, los beneficios y los tipos de cabello para facilitar la experiencia del consumidor.

Recepción

El mostrador de la recepción puede utilizarse de distintas formas, pero en definitiva, es el último punto de contacto que tienes con tus clientes, así que aprovéchalo al máximo. Manténlo limpio, conciso y consistente.